El CBD y el autismo

El CBD y el autismo

El CBD y el autismo

Ni el CBD ni ningún otro medicamento pueden eliminar o curar los principales síntomas del autismo, que incluyen dificultades en la comunicación social, disfunciones sensoriales y comportamientos restringidos y repetitivos.

Sin embargo, el CBD puede ayudar a reducir la epilepsia en algunos niños y adultos autistas. Un menor número de convulsiones puede reducir el estrés y facilitar la interacción social.

Resultados de la búsqueda

Unos pocos estudios a gran escala han explorado el impacto del CBD en niños autistas, pero ninguno ha explorado su impacto en adultos. Uno de los mayores estudios de este tipo tuvo lugar en Israel. Incluye el siguiente hallazgo:

"En 2014, el Departamento de Salud comenzó a dar licencias para el tratamiento de niños con epilepsia. Después de ver los resultados del tratamiento con cannabis en síntomas como la ansiedad, la agresividad, el pánico, las rabietas y el comportamiento autolesivo, en niños con epilepsia, los padres de niños gravemente autistas recurrieron al cannabis medicinal en busca de alivio."

Se están realizando estudios en clínicas y centros de investigación de todo el mundo.

Antes de probar el CBD

Antes de considerar el uso del aceite de CBD, es importante seguir los siguientes pasos:

  • Consulta con el médico de tu hijo (o el tuyo propio) para asegurarte de que no hay alergias o sensibilidades que puedan causar una reacción al CBD.
  • Consulte con el médico de su hijo para ver si los beneficios médicos del aceite de CBD coinciden con los síntomas de su hijo.
  • Compruebe que el CBD es legal en su país de residencia.
  • Investiga las fuentes de CBD para asegurarte de que la marca que utilizas es de buena reputación y está debidamente autorizada.
  • Anote cuidadosamente los comportamientos y síntomas de su hijo (o los suyos propios) para poder hacer una comparación útil antes y después del uso del CBD.

Uso del CBD

El CBD se presenta en muchas formas y niveles de dosificación, incluidos los dulces. Es importante mantener los medicamentos y suplementos en forma de caramelo fuera del alcance de los niños pequeños.

Las dosis bajas se toleran más fácilmente que las altas.

Cuando empieces a utilizar un nuevo suplemento, medicamento o tratamiento, es importante que te asegures de que el médico de tu hijo está al tanto del nuevo tratamiento y no tiene ninguna duda sobre su salud. Diga a todas las personas que trabajan con su hijo que ha empezado algo nuevo y pídales que busquen e informen de cualquier cambio de comportamiento o capacidad.

Anote cuidadosamente cualquier cambio que observe para poder comprobar fácilmente sus registros y ver la utilidad del nuevo tratamiento. Esté atento a cualquier efecto secundario preocupante. Asegúrese de informar de cualquier efecto secundario a un médico o profesional de la salud inmediatamente.

Resumen

Los niños con autismo crecen y aprenden cada día, simplemente porque maduran. Por lo tanto, no hay una forma sencilla de determinar si un cambio de comportamiento o un aumento de las habilidades se debe a un tratamiento concreto o a la maduración ordinaria. Esta realidad hace que sea muy fácil ver un cambio en el comportamiento y atribuirlo inexactamente al tratamiento más reciente que se ha probado. La mejor manera de saber si un determinado tratamiento es realmente eficaz es ser riguroso en la evaluación de su hijo antes y después de su uso.

Deja una respuesta